Prevención de contagios en los hospitales mediante el ozono

/Prevención de contagios en los hospitales mediante el ozono
Prevención de contagios en los hospitales mediante el ozono2015-02-26T12:43:24+00:00

Problemas ambientales en los hospitales

Muchas de las enfermedades infecciosas se contraen por contagio tanto en Hospitales como en clínicas. Por ello cada día se desarrollan mas y mejores técnicas encaminadas a lograr desinfectar el ambiente de estos lugares y reducir así estos riesgos.

Al toser, al hablar, e incluso al respirar de las cavidades nasales y bucales salen bacterias: unas se quedan en el aire adheridas a microscópicas gotas de agua, otras se depositan en el suelo, en el mobiliario, en la piel de las personas, en los vendajes, etc. Por lo tanto, el contagio se puede producir por contacto o mediante la respiración. Las bacterias pueden pasar al ambiente también a través de la superficie de las heridas.

La propagación de estas bacterias es peligrosa, principalmente en las salas de curas y de operaciones. Por lo tanto es de vital importancia intentar desinfectar el aire y objetos en estos espacios clínicos.

Desinfección del aire en los hospitales mediante el ozono

Se están utilizando productos químicos difundidos por el aire, pero estos procedimientos no son cómodos en su utilización. También rayos UV, pero su instalación es costosa, pudiéndose producir además lesiones a tejidos vivos.

Un procedimiento ecológico y que proporciona buenos resultados es la difusión de ozono en el aire. Producido por unos equipos de sencilla instalación y bajo costo, el cual posee una gran capacidad de desinfección, disminuyendo el riesgo de enfermedades por contagios.

El ozono reduce considerablemente también los olores desagradables que se puedan producir y es de gran utilidad en salas de espera debido a la acumulación de personas con posibles enfermedades contagiosas que se suelen dar en ellas.

En quirófanos, salas de cura y reconocimiento, habitaciones de quemados, maternidad, etc.

Es por tanto importante la ozonización tanto en clínicas como hospitales ya que, debido a sus propiedades naturales, al atacar a los microorganismos y destruirlos, se transforma en oxigeno (O2), por lo que no aporta ninguna sustancia extraña al ambiente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

ACEPTAR
Aviso de cookies