Purificador de aire ozono

Un purificador de ozono es un equipo eléctrico que filtra el aire que haya en una estancia. Dispone de potentes ventiladores que absorben todo el aire y lo pasan por diferentes tipos de filtros.

Nuestros purificadores de aire disponen de filtros capaces de retener las partículas en suspensión y los elementos contaminantes que flotan en el aire, por este motivo son perfectos para ser utilizados en domicilios, viviendas o cualquier otro lugar donde pasemos parte del día.

Gracias a la utilización de purificadores de aire podemos mejorar nuestra calidad de vida, ya que respiraremos un aire libre de contaminantes. Las personas alérgicas son las grandes beneficiadas, ya que el filtrado del aire con nuestros purificadores de aire es del 99,97 % de partículas, lo que genera un ambiente limpio.

Las personas con problemas respiratorios son otras de las principales beneficiadas a la hora de utilizar un purificador de aire.

Los purificadores de aire permiten una mejor calidad del sueño. Se pueden utilizar durante la noche. Además, incorporan una función donde entran en una etapa ultra silenciosa para evitar molestias.

Los purificadores de aire de mayor calidad son los que incorporan un filtro HEPA. El filtro HEPA atrapa partículas ultra finas y atrapan partículas de hasta 0,3 micrones, como el polvo, los ácaros, el polvo, el humo, esporas. Nuestros purificadores incorporan el filtro HEPA H14, uno de los mejores del mercado.

Los malos olores también son la principal causa de adquirir un purificador de aire. Es uno de los motivos por el que se adquieren, ya que, al filtrar todo el aire de las estancias, las partículas portadoras de malos olores quedan retenidas en los filtros.

Algunos de los purificadores de aire que comercializamos incorporan un sistema de eliminación de gérmenes, a través de una lámpara germicida. El aire pasa a través de éstas lámparas y los gérmenes quedan eliminados al instante.

Nuestros purificadores de aire pueden estar encendidos durante varias horas, ya que están fabricados con materiales de alta calidad, lo que permite dar una garantía amplia en su utilización. No obstante, con 6 o 7 horas de funcionamiento será suficiente para mantener un ambiente limpio.

Este tiempo puede ser incrementado en lugares donde hayan varias personas a la vez. A más personas en una misma estancia, se recomienda más horas de funcionamiento.

Los purificadores de aire evitan la transmisión de enfermedades a través del aire, por lo que se han convertido en un sistema imprescindible para ser utilizado en centros de trabajo.