El ozono para la conservación de flores y plantas

Inicio/El ozono para la conservación de flores y plantas
El ozono para la conservación de flores y plantas 2017-07-03T11:30:28+00:00

Uno de los factores que producen el deterioro acelerado y la aparición de manchas u otro tipo de daños en plantas es el ataque de diversos tipos de microorganismos. El ozono reduce el ataque microbiano a las plantas, neutralizando los efectos que éste produce.

Entre las bacterias que comúnmente contaminan los ambientes y que pueden ser controladas mediante el uso del ozono se encuentra familias tales como las Pseudomonas, las Flavobacterium, los Streptococcus, la Legionella, etc. Entre los hongos muchos pertenecen a los géneros Candida Aspergillus.

En el caso particular de los hongos y bacterias causantes de la degradación de los tejidos vegetales, el ozono es también muy efectivo contra las esporas de aquellos que se propagan y reproducen por esta vía. Se sabe que las mencionadas esporas son muy resistentes cuando las condiciones les resultan adversas y que pueden permanecer largo tiempo en estado latente, trasladándose de lugar a través del u otros medios, hasta encontrar nuevamente condiciones de temperatura y humedad propicias, en cuyo caso darán lugar a una nueva infección. De ahí que las infecciones por microorganismos esporulados son extremadamente difíciles de erradicar por otros agentes. En tales casos el ozono brinda una protección y una acción muy eficaz.

El tratamiento del aire con ozono es uno de los procedimientos más efectivos en la eliminación o reducción del ataque de los microorganismos, ya que la acción del ozono destruye la proliferación de microorganismos y esporas, evitando además su propagación.

La ozonización en locales de almacenamiento de plantas resulta una medida de gran utilidad para mejorar la oxigenación de las mismas y evitar la contaminación microbiana. Es por esto, que el ozono contribuye a la conservación y a evitar el deterioro de las plantas.