El ozono elimina los ácaros

Inicio/El ozono elimina los ácaros
El ozono elimina los ácaros 2017-07-03T09:02:00+00:00

Los ácaros son organismos microscópicos que no somos capaces de apreciar a simple vista pero de los que existen miles en nuestras casas. Pertenecientes a la familia de los arácnidos, como la garrapata,y viven, entre otros lugares, en el polvo por ejemplo, como el ácaro de la sarna, responsable de la denominada alergia al polvo. Se calcula que entre 100 y 500 ácaros en cada gramo de polvo, pero puede llegar a haber hasta 18000 en un solo gramo de polvo. Su aspecto en microscopio es inquietante y alarmante.

Al ser organismos dermatófagos (que se alimentan de escamas de piel humana o animal y también de hongos) suelen concentrarse sobre todo en las almohadas y los colchones, así como en tapicerías, sofás y alfombras. En almohadas y colchones proliferan más, ya que al retener mayor humedad se convierten en un excelente micro-hábitat para estos animalitos. Es especialmente alarmante la almohada, ya que al estar cerca de las vías respiratorias constituyen una situación muy favorable a la aparición principalmente de problemas asmáticos.

En los últimos años ha aumentado su proliferación debido a los cambios introducidos en la construcción de las casa y en los hábitos de limpieza. La introducción de las aspiradora, la utilización de moquetas, la calefacción o los sistemas centralizados de ventilación y humidificación para ahorrar energía han contribuido a la proliferación de los mismos.

Los trastornos que pueden ocasionar en algunas personas pueden ser rinitis, alergias, asma … Los causantes del asma y la alergia son los excrementos de los ácaros o los ácaros muertos, ya que estos contienen una proteina denominada Der p1 que funciona como antígeno a la hora de desencadenar reacciones alérgicas.

Los ácaros para mantener su ciclo vital necesitan una humedad relativa del 70% o el 80% y proliferan sobre todo con temperaturas superiores a los 20º y en lugares oscuros. Los ácaros son incapaces de reproducirse en alturas superiores a los 1200 m. De ahí que las montañas se consideren un buen lugar para curar las alergias.

Son varias las precauciones que podemos tomar para evitar que estos microorganismos perjudiquen a las personas:

  • Poner los colchones, almohadas y ropa de cama al sol.
  • Lavar la ropa de cama a más de 60º.
  • Si se utilizan aspiradoras, éstas deben de disponer de filtro HEPA o sistemas hidráulicos.
  • Lavar con frecuencia los peluches.
  • Mantener una atmósfera con una humedad relativa entre el 50 y el 60% y una temperatura entre los 18 y los 20º.
  • Evitar humedades.
  • Evitar la presencia de animales.

Sin embargo, la solución más eficaz para la eliminación de los ácaros es la instalación de un generador de ozono ambiental, ya que este garantiza la eliminación radical de ácaros y, en consecuencia, los perjuicios que estos producen