El ozono, desinfectante y purificador natural

El ozono es el desinfectante natural más eficaz que se conoce. Diluido en agua el ozono elimina todo tipo de virus, bacterias, hongos, algas, quistes de parásitos (incluido el germen de la legionella), etc. Todo en ello teniendo en cuenta que la purificación del agua con ozono no provoca formación de compuesto tóxico alguno ni deja residuo de ningún tipo, con lo que se obtiene un agua exenta de impurezas, idónea para el consumo y de unas características extraordinarias.

La ozonización del agua incrementa notablemente la calidad del agua para su consumo doméstico, ya sea para su consumo, para el aseo personal, para la limpieza del hogar, para el lavado de alimentos o para la esterilización de recipientes y utensilios.

Efectos del agua ozonizada en la salud

El consumo de agua ozonizada repercute de una manera muy importante en la mejora de la salud. Números estudios han constatado que beber agua ozonizada proporciona beneficios para la salud y tiene efectos positivos sobre el aparato circulatorio, el sistema nervioso, la piel …

Frutas, verduras o pescados  y otros alimentos perecederos lavados con agua ozonizada garantiza una total desinfección de éstos. El mismo efecto desinfectante y esterilizante del ozono es aplicable a recipientes, biberones, tetinas, frascos, lentillas … sin más necesidad de sumergirlos en agua purificada con ozono durante 5 minutos.

El agua tratada con ozono tiene además un efecto beneficioso sobre la mucosa gástrica que resulta favorable como factor coadyuvante en el tratamiento de gastritis, úlceras gastroduodenales y algunas parasitosis.

En general, la ozonoterapia considera el uso de agua con ozono muy beneficioso para:

  • El aparato circulatorio.
  • El sistema nervioso (depresión, estrés, insomnio, agotamiento)
  • Obesidad y celulitis.
  • Alergias.
  • Eczemas y otras afecciones cutáneas.
  • Anemias.
  • Problémas hepáticos.
  • Reuma y artrítis.
  • Gota.
  • Eliminar los radicales libres que producen un envejecimiento prematuro.

El doctor Pérez de León, reconocido médico del Instituto Biológico de la Salud incluye detro de sus métodos terapeuticos  la ozonoterapia, manifestando que aumenta la inmunidad un 25-30% y que “es beneficiosa para cualquier enfermedad”. Una prueba de ello es que hoy en día está siendo utilizado como parte del tratamiento para  enfermos afectados por SIDA.

Otra aplicación en la que el ozono viene demostrando su eficacia es el tratamiento de desintoxicación etílica drogadicciones.

Uso de agua ozonizada en el aseo personal

El uso de agua ozonizada en el aseo personal y corporal produce unos efectos realmente  espectaculares al proporcionar una limpieza completa y en profundidad de los poros. Se han registrado casos en los que el empleo de agua ozonizada ha hecho desaparecer la caspa sin necesidad de aplicar ninguna otra sustancia ni compuesto jabonoso debido a su positiva acción sobre el cuero cabelludo.

En la ducha o el baño el uso de agua ozonizada produce un efecto relajante y tonificante muy placentero, reduciendo, o incluso haciendo desaparecer, los síntomas del estrés o la ansiedad. Por otra parte, al eliminar el cloro del agua evitará la necesidad de exponer nuestra piel a un elemento tan agresivo, lo que se plasmara en una dermmis más tersa, sana y con un aspecto rejuvenecido.

Agua ozonizada en el entorno doméstico

Limpieza y agua con ozono

El ozono en el agua tiene un efecto blanqueante que potencia la acción de detergentes, lo que reduce sensiblemente su consumo sin que los resultados se vean afectados. Por tanto, lavar la ropa con agua ozonizada  no sólo supone un ahorro para su bolsillo sino que también contribuye a la conservación del medioambiente, puesto que el ozono neutraliza la acción de otros contaminantes químicos como la lejía y el cloro.

El uso del ozono en la limpieza de sanitarios con sus propiedades desinfectantes y desodorizantes le ayudará a mantener sus baños completamente libres de olores y perfectamente higienizados.

Cocina con agua ozonizada

En la cocina y al cocinar, el uso de agua con ozono también ofrece importantes ventajas.

Ya hemos mencionado su importancia a la hora de lavar los alimentos, al eliminar impurezas o rastros de plaguicidas, fungicidas o cualquier otra sustancia química que se utilice en el cultivo de los mismo. Pero también en la cocción de los alimentos son notables los efectos del uso de agua ozonizada. Guisos, caldos, sopas o el café, al haberse empleado un agua de mayor calidad, inodora e insípida verán potenciados los sabores de los alimentos con que se cocinan. Además esta misma característica desodorizante del ozono, facilitará la eliminación del característico olor que dejan en la manos alimentos como el ajo o la cebolla al cocinar con ellas.

En resumen, el agua ozonizada resulta beneficiosa para la salud ya sea de personas, animales o de plantas regadas con ella y al mismo tiempo resulta muy útil en otras tareas domésticas como la limpieza, desinfección y desodorización de los diferentes ambientes domésticos, el lavado de la ropa o a la hora de cocinar.